Do you want to read Santopedia in English? No, thanks Yes, Please!
Ene 30

Beata Carmela García Moyón

30 de enero Siglo XX

En la villa de Torrent, en España, beata Carmela García Moyón, mártir, maestra de la doctrina cristiana, que en la cruel persecución religiosa fue violada y quemada viva por causa de su fe en Cristo.
Nombre
Carmela (Femenino)
Celebran
Las Carmela suelen celebrar el 16-jul:
Nuestra Señora del Carmen
Nació
13 de septiembre de 1888 en Nantes, en el actual Francia
Falleció
30 de enero de 1937 en Villa de Torrent, en el actual España
Celebración
30 de enero

Vida de Beata Carmela García Moyón

Muchas veces vemos en nuestras parroquias, mujeres que se dedican con mucho cariño y esmero a cuidar de los ornamentos litúrgicos, arreglar las flores, dar catequesis, etc. Carmen García, nos muestra como se puede llegar a la santidad haciendo con amor este tipo de servicio.

Nace el 13 de Septiembre de 1888 en la ciudad francesa de Nantes. Pues aunque su padre era español, su madre era francesa. A los ocho días es bautizada en la parroquia de Notredame de Bon Port de su ciudad natal.

Recibe una educación religiosa que arraiga en ella una gran fidelidad a las verdades de la fe y un amor profundo a Jesucristo. Era de carácter fuerte, pero a la vez manifestaba una gran amabilidad y capacidad de servicio. Cuando todavía era adolescente, su familia regresa a vivir a España, fijando residencia en la ciudad de Segorbe, Castellón. En esta ciudad conoce a un grupo de terciarias capuchinas que eran hijas espirituales del Venerable Luis Amigó y edificada por su testimonio decide hacerse una de ellas.

El 11 de enero de 1918 ingresa en la congregación de las Terciarias Capuchinas, pero parece que los caminos de Dios eran distintos para esta joven, Dios la estaba preparando para otra misión. Deja la vida religiosa y en 1926 se traslada a vivir a la ciudad de Torrent en Valencia. Su vida de fe había crecido en profundidad y el ideal franciscano estaba totalmente arraigado en su vida.

En esta ciudad valenciana entra en contacto con los frailes del convento de Monte Sión. La “francesita”, como le llamaban cariñosamente las gentes del lugar, comenzó a dar catequesis a los niños que vivían cerca del convento franciscano, así mismo cuidaba con esmero de los ornamentos sagrados y de la limpieza del templo.

Preocupada por capacitar a las jóvenes de la zona, implementa un taller de costura para enseñar este oficio y así estas muchachas pudieran tener más recursos para su sostenimiento y el de sus familias.

Como a tantos otros españoles fieles a su fe, la persecución anticatólica de la República Española la identificó como "enemiga" y la noche del 30 de enero de 1937 en el Barranc de les Canyes, camino de Montserrat, los revolucionarios le empaparon de gasolina y le prendieron fuego. ¡Viva Cristo Rey! fueron sus últimas palabras.

Quienes la conocieron nos dicen que Carmen, humanamente, era muy cariñosa y comprensiva; físicamente era de pequeña estatura, llenita, bien parecida y de mirada serena y penetrante; y moralmente, una persona muy religiosa y sumamente piadosa. Fue una auténtica líder del pensamiento cristiano femenino.

(Fuente: aciprensa.com)